domingo, 2 de diciembre de 2007

Micifu.. su historia...

Una tarde de primavera mi hermano llego a casa en un auto, era su profesor jefe ,quien le vino a dejar, ( si no me falla la memoria mi hermano iba en educación basita) la razón era que él profe le había regalado un lindo gatito en tonos amarillo con naranjo, de unas pocas semanas de vida, era muy chiquitito cuyos chillidos estaban llenos de ternura, al verlo me enamore de él, para mi sin duda era el minino más lindo que había visto en mi vida , la madre era una gata angora y el padre un felinus callejerus, mis hermanos y yo estábamos muy felices con el nuevo miembro de la familia y lo bautizamos con el nombre de Micifu. En una oportunidad a los días de llegar, mientras veíamos tele por la noche lo fuimos a buscar y lo envolvimos con una parca de mi hermano y lo instalamos junto a nosotros, también recuerdo que me iba a despertar por las mañanas, a penas mi mama dejaba abierta la puerta de mi pieza él se colaba se subía a mi cama y me ronroneaba para que le hiciese cariño; o las veces que me encontraba triste resulto ser mi mejor amigo, se dejaba querer y hasta parecía ponerme atención cuando le hablaba.. Cada ves que llegaba del liceo lo pillaba durmiendo sobre mi cama (queda al lado de la ventana, así que solo saltaba y se colocaba a los pies de esta) y o cuando me sentaba en el sillón a ver TV se instalaba de inmediato en mi piernas yo le rascaba sus orejitas , se daba la gran vida con una ama que le quería tanto…

Así transcurrieron los años y claro uno de los chascarros que me toco fue cuando mientras tanteaba bajo mi cama buscando unos zapatos toque algo viscoso ahhhh.. saque mi mano de inmediato y sentí un olor a rayos que provoco un asco inmediato.. era vomito de gato… jajaja partí corriendo a lavarme las manos con cloro jaja y después a limpiar la gracia de mi gato. Un día sin explicación alguna el se puso huraño, hasta cuando mi hermana le quiso hacer cariño este le rasguño, incluso se orino en la baldosa de la cocina, se le vio cabizbajo, paso varios días así, hasta que un día no apareció más en la casa, a mi mamá le comentaron que los gatos cuando estaban enfermos y sentían que se iban a morir se comportaban de esa manera y después se iban a morir a un lugar lejos de la casa de sus amos, no hayo otra explicación a su desaparición, ya que aquí le dábamos mucho cariño como paraqué se quisiera ir… ya han pasado años y cada vez que veo un gatito recuerdo con mucho cariño a mi Micifu, le hecho de menos mucho de menos y se que no importan cuantos años pasen, yo siempre le recordare ya que mas que la mascota de la casa , era uno mas de mi familia, Quizás se pregunten el porque de este post, y la explicación es que esta semana si Dios quiere mi sueño se hará realidad, tener otro gatito a quien darle mi amor…. Pero aclaro que así como el amor que uno siente por las personas es distinto (Ejemplo el amor al padre no es el mismo que al pololo o a una amiga) Mi amor que nacerá hacia este nuevo gatito es distinto al que le tengo a Micifu, pero no por ello será menor….Aun no se que nombre colocarle pero apenas llegue subiré una fotito de él para que me ayuden con eso….
Un abrazo enorme a todas y gracias por sus linda palabras….


P.D. este finde la pase con Robin y ya estoy con las pilas recargadas llena de amor, también me estoy poniéndome al día poco a poco con la decoración navideña, hice una corona para la puerta de entrada, después subiré fotos jejeje.. besitos ..
Publicar un comentario
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...